lunes, 21 de julio de 2014

Nunca olvides que te quiero de Delphine Bertholon

Una cuestión que aterra a las madres es ¿Qué pasaría si tu hijo te faltara un día?, yo lo he llegado a pensar y es horrible de solo imaginarlo, no solo por el  hecho de que te falte la persona que más amas en esta vida si no porque no sabes que le puede estar ocurriendo y el sufrimiento por el cual debe estar pasando.

Nunca olvides que te quiero es una historia trágica que no nos gustaría que a nadie nos pasara, es un libro que impacto mucho mi vida y me ha hecho sufrir bastante, si tienes corazón de pollo lo lees bajo tu riesgo.
Cabe decir que esta historia está contada a tres voces y al principio te puedes reburujar un poco.

Nuestra pequeña protagonista se llama Madison Etchart, apodada Twist. Madi tiene 11 años, es hija única y nieta única, en su familia la quiere demasiado y a pesar de ser la única niña en casa no es una niña chiple, al contrario, es bastante simpática y dulce.
Como cualquier niña soñadora, Madison está enamorada perdidamente de Stanislas, su profesor de tenis. Stan tiene 19 años y es otro de nuestros protagonistas.

Todo cambia en la vida de Madison un día lluvioso, cuando un volvo negro le pide ayuda para llevar a su gata al veterinario, Madison acepta muy a tientas y camino a la veterinaria desvía el rumbo y la secuestra.

Como ya mencione nuestro segundo protagonista es Stanislas, él está a punto de titularse. La historia de Stan nos relata lo difícil que es su vida al no ser aceptado por sus padres ya que ellos querían que fuera médico, pero el como la oveja negra de la familia quiso perseguir su sueño y se fue a estudiar lo que más le gustaba, quiere ser escritor. A Stan le gusta mucho el arte y aprecia mucho a la familia de Madison, principalmente porque el abuelo de Madison es fotógrafo y es una persona que admira bastante.
Hay de donde ven la historia de Stanislas es un poco complicada, sufre de un amor con Louison y nos narra la historia de su relación y como se vio afectado por ese amor.

Nuestra última historia es la de Leonore, madre de Madison. 
Leonore después del secuestro de Madi entra en un estado de depresión. Toda la familia de la pequeña sufre mucho, pues nunca les han pedido un rescate ni siquiera les han dado algún dato que indique que Madison se encuentra con vida. Leonore para no volverse loca le escribe cartas a Madison pero nunca las muestra.
Está historia fue la que más me conmovió porque cada carta va cargada de dolor, esperanza, tristeza y frustración.

Madison Etchart estuvo secuestrada por un tipo demente, él la quería como un trofeo ya que nunca abuso de ella ni llego a hacerle daño, Madison intento muchas cosas para poder escapar pero siempre fueron nulos.

VIDEORESEÑA.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejad vuestra cruz en la lápida