martes, 22 de julio de 2014

MAZE RUNNER: PRUEBA DE FUEGO (reseña) de James Dashner


 



 Aclamado por muchos, deseado por todos, esta segunda parte es tan intensa y de toda la saga es la que más juega con tus emociones, nuestros protagonistas se enfrentan a nuevos retos y a nuevas aventuras.

















                                                                                                                           PERO NUNCA OLVIDES, NADA ES LO QUE CREES, NADA ES LO QUE PARECE.



Nos encontramos de nuevo con Thomas, después de haber sido rescatados del laberinto se sienten a salvo, pero esta vez hay algo extraño. Han separado a Teresa de sus amigos, obligándola a dormir en otra habitación.

Al momento en que despiertan de su larga noche se encuentran atacados por un Crank en la ventana, todos se asustan mucho y al salir de su habitación se encuentran con dos sorpresas, la primera, sus rescatadores están muertos, dos, Teresa ya no se encuentra, en su lugar esta Aris.

Luego de un largo día, donde nuestros amigos se encuentran estresados, frustrados, pues no saben qué cosas están ocurriendo ni porque están ocurriendo (disculpen la redundancia) llega un hombre de bata blanca y comienza a explicarles ciertas dudas que ellos tienen, pero he aquí la novedad, todos han contagiado una peligrosa enfermedad y tienen que cruzar un desierto para encontrar la cura, para esto tienen que atravesar un túnel a oscuras y es aquí donde comenzamos de lleno con esta aventura.

Al llegar al desierto se dan cuenta que hace un calor insoportable y ellos para poder cruzarlo se las ingenian con sabanas. A lo lejos se ve lo que queda de una ciudad y deciden caminar hacia allí para protegerse del sol, ya llegando a la ciudad se encuentran con un edificio y deciden ir a investigar, ¡vaya con menuda sorpresa que se encuentran!
Cuando finalmente llegan a la ciudad se refugian en otro edificio para protegerse de una tormenta que se avecina y aquí conocemos a dos personajes que se vuelven importantes en lo que queda de la saga, nos topamos con Jorge, el líder de una “manada” de Cranks, este para mostrar su poder y liderazgo decide ayudar a Thomas y a sus amigos a cruzar el desierto, pero nada es gratis, quieren la cura, es aquí cuando se introduce Brenda, una chica morena bastante linda.

Para poder cruzar por el desierto deciden hacerlo por el subterráneo y por causas externas tienen que separarse, dejando la vida de Thomas y Brenda pendida de un hilo.



Te has de preguntar qué pasa con nuestra habitante Teresa, puede que aparezca en prueba de fuego, puede que no, puede que aparezca hasta cura mortal y quiero dejarlos con esta intriga para que lean el libro.

Suceden tantas cosas que nadie se imagina. La mejor saga juvenil hasta hoy.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejad vuestra cruz en la lápida